Blogia
Cosas de Mordor

Uff!

 

 

A todos nos ha pasado, o eso creo, que encuentras a una mujer o viceversa en el caso de las mujeres y al estar cerca de ella te quedas como un estatua de marfil, sientes como las piernas al mismo tiempo se vuelven de arena y sal y casi no puedes sostener tu propio peso, te sientes mareado y sabes que se te nota todo esto, así pués, es inevitable que veas en los ojos de ella algo de lo que huías desde tiempo atrás, sus ojos te asesinan y pareces un niño al cual se le ha evidenciado haciendole travesuras al abuelo, te sientes desnudo y con las orejas todas rojas.

Ya para ese momento tu reacción instintiva te hace retirarte y casi vas corriendo hacia tu oficina, te escuchas: "uff que alivio, salí vivo" suspirando entre alivio y deseo. Ninguna guerra, ninguna batalla son comparables con la lucha que estás teniendo contigo mismo, así que te dices a ti mismo: "mi mismo" y te tranquilizas un poco, jajajaja, es inútil que te resistas sabes que te la encontrarás nuevamente en el almuezo de mañana, sonríes para ti y no hay vuelta atrás.

En ese estado casi catatónico sólo el sonido del iphone te hace dar un brinco y tu corazón se acelera, piensas que es ella y tu corazón late a 130, cuando se escucha una voz femenina diciendo: "Sr. lo esperan para la junta de las 12:00"...

Mordor.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres